9 ene. 2013

Alcanzar nuestros objetivos II ®. (Pasos en la preparación de un plan de acción).

La actividad continuada es el impulso
 para la acción futura. 
"Si quieres que algo se haga 
rápidamente, dáselo a 
una persona
 ocupada".




Un estudio realizado sobre 2000 estudiantes de MBA por la Universidad de Harvard realizaba la siguiente pregunta:
-       "¿Se ha fijado usted objetivos claros de futuro, un plan para lograrlas y ambos están por escrito?"
Solamente el 3% de los graduados había escrito sus objetivos  y un plan para llevarlos a buen fin. El 13% tenía unas metas teóricas, pero éstas no estaban por escrito y el 84% restante no tenia metas específicas en absoluto.
Diez años más tarde fueron entrevistados de nuevo. El 13% que tenía metas, aunque no escritas, ganaba -como promedio- dos veces más que el 84% que no tenía objetivos. El 3% que tenía metas claras y escritas, ganaba de media 10 veces más que el otro 97%.

Visto lo anterior es muy probable que aún se afiance más nuestro convencimiento sobre la necesidad de marcarse metas y un plan de acción para alcanzarlas. Pero ¿Cómo se hace?

Los pasos principales en la preparación de un plan de acción son:

§ Tener un objetivo claro. "¿Donde quiero llegar? ¿Qué quiero ser? Para motivarse en el intento de alcanzar un objetivo determinado éste tiene que ser lo suficientemente difícil para estimularnos, pero no tanto como para llevarnos a la desmoralización por su dificultad. Debe estar justo por encima de nuestra zona de confort, pero no crear alto nivel de estrés continuado. Sea preciso en lo que quiere lograr.

§ Enumerar los beneficios que obtendremos mediante el logro de esos objetivos.

§ Comenzar con lo que vamos a hacer ahora. No existe ninguna razón para preocuparnos y divagar sobre algo que haremos dentro de seis años. El mejor momento para hacer algo es generalmente AHORA!

§ Definir con claridad los pasos.  "¿Cómo llegar?" Piense en todo aquello que puede hacer para acercarse a ese objetivo. No importa que sean actos pequeños, casi nimios. Si pueden facilitar ese acercamiento deben ser valorados. Además, los pasos "grandes" deben ser analizados y descompuestos en otros más pequeños para que no parezcan tan difíciles de alcanzar. Otras preguntas que deberemos hacernos son, por ejemplo: "¿Cuál es el mayor obstáculo?", "¿Que es lo que podría salir mal?", Etc.

§ Identificar el
punto final de cada  paso y cuando lo alcancemos… concedernos un "homenaje". Una cena con alguien, un pequeño viaje, ropa, un gadget,  es el libro o disco que deseamos, etcétera.

§ Coloque los "pasos" en un orden lógico, cronológico y asígneles una fecha de inicio a cada uno. No olvide introducir esas fechas en su/s agenda/s  o calendario. Trate de fijarse metas semanales, por ejemplo: "¿Que voy a hacer esta semana en lo relativo a investigación sobre puestos de trabajo?". "¿Que habilidades serán centrales en mi aprendizaje esta semana?". Planificar cada noche la lista de tareas para el día siguiente (o dos días), es un hábito muy aconsejable.

§ Intente visualizar varios caminos posibles que conduzcan a su meta. Es necesario considerar si nuestros planes son objetivamente alcanzables y las consecuencias de no lograrlos. Si un camino hacia ese objetivo se bloquea debemos tener otro disponible. Sea flexible con su planificación..

§ Piense en el tipo de
problemas que pueden surgir en cada uno de los "pasos". Existe una tendencia natural a creer que todo va a transcurrir sin problemas, lo cual -entre otras cosas- nos lleva a subestimar el tiempo, sobre todo si se trabaja en grupo, lo cual aumenta las posibilidades de aparición de esos problemas. Debemos, por tanto, plantearnos cuáles son las barreras -probables y posibles- hasta lograr nuestro objetivo y una vez las tengamos identificadas, buscar una maniobra, plantear una estrategia que permita superarlas.

§ Lo importante no es el problema, sino la solución.  Concentrarnos en 10% en el problema y el 90% en la solución. Cada problema es un reto y cada recto una oportunidad.

§ Revise su progreso. Busqué el formato que más le conviene o le gusta y lleve un diario donde registre su progreso a medida que las cosas sucedan. Un buen momento para comenzar a expresar opiniones fundadas es el situado unas dos semanas después de haber comenzado. Revise la distancia hacia el objetivo, identifique los errores cometidos y las oportunidades que se han presentado. Se trata de aprender de sus errores e identificar las posibles oportunidades que se presenten en el futuro. Si creemos que es posible, revisemos nuestro plan incorporando esas oportunidades.

§ Explíquele a sus amigos, familiares o alguien de su confianza cuáles son sus objetivos.  Busqué personas "positivas" que le animen a seguir adelante, éstas le prestaran apoyo cuando las cosas se pongan difíciles, que se pondrán. También será un incentivo para seguir adelante la necesidad de explicarles por qué se ha dado por vencido.



 Para seguir este tema pinchar AQUí.
Para ir al inicio del tema pinche AQUÍ


No hay comentarios:

Publicar un comentario