31 mar. 2012

Comunicación No Verbal: Diferencias Culturales- BRITÁNICOS (6). Clase social y raza en Inglaterra.


La clase social penetra todos los aspectos de la vida y la cultura inglesa. Inglaterra maneja de forma habitual un cierto clasismo en función de la posición social de una persona. No es que tenga mucha relación con ese simplismo habitual de clase alta, clase media y clase trabajadora, mucho menos con los sistemas alfabéticos abstractos  (A, B, C1, C2, D, E) basados en la ocupación y que han puesto tan de moda los expertos en estudios de mercado. Un enfermero y el propietario de un pequeño taller de reparación de automóviles serán técnicamente clase media, quizá vivan en una casa adosada, conduzcan un coche de la misma marca, tomen algo en el mismo bar, etc. Pero los ingleses juzgan la clase social de una manera mucho más sútil y compleja, desde la forma en que amueblan y decoran su casa, su manera de vestir, aunque utilicen la misma marca y modelo de coche tendrán en cuenta si dedica el domingo a lavarlo por usted mismo, si acude al túnel de lavado o no hace ninguna de las dos cosas y confía en que la lluvia inglesa haga su labor. Todas estas distinciones se aplica a cualquier otro aspecto, desde donde y con quien come usted a diario, donde contra, que tipo de ropa utiliza, cuáles son sus aficiones, de que habla preferentemente, etcétera.
Entre los británicos es imposible hablar de clase social sin referirse a casas, jardines, coches, ropa, animales domésticos, etc. Sin embargo, todas esas diferencias se desvanecen cuando se juntan dos ingleses frente a un "europeo" o extranjero en general, que pueden existir grandes diferencias entre un escocés, un irlandés o un galés con un tipo de la City. La raza es una cuestión más difícil, en las islas conviven asiáticos, afro-caribeños, latinos, etc., su nivel de adaptación a la cultura inglesa, su integración -o no-  marcarán el nivel de aproximación a
los modelos de comportamiento, las ideas, las creencias y los valores imperantes entre los ingleses. Las minorías étnicas han influido, e influyen, en que la cultura inglesa tenga "diferentes colores". Existen diferentes niveles de "inglés", Gran Bretaña es una construcción puramente política formada por distintas naciones con sus propias culturas distintivas, aunque encontraremos, como es lógico, grandes diferencias incluso entre los naturales de esas naciones. También en España tenemos la idea de que somos diferentes en función de nuestra procedencia, nada extraño,  Toscanos y Napolitanos, Mexicanos del Norte y del Sur, Bretones  y Parisinos pueden afirmar que tienen poco que ver. El problema está en que por alguna razón que no alcanzo a entender, tendemos a buscar más esas diferencias que aquellos aspectos que nos aproximan, nos deslumbran las diferencias superficiales (muy visible), mientras que utilizamos unas grandes anteojeras para reconocer las semejanzas subyacentes, más difíciles de hallar. Levi Strauss ha demostrado que a la mente humana le gusta pensar en términos de oposiciones binarias (negro/blanco, izquierdo/derecho, masculino/femenino, ellos/nosotros, naturaleza/cultura, etc.) . Por qué hacemos esto está abierto a cualquier interpretación, pero este pensamiento binario penetra todas las instituciones y prácticas humanas.
 
Para ir al inicio pinchar AQUÍ
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario