1 mar. 2012

COMUNICACIÓN NO VERBAL EN ENTREVISTA DE SELECCIÓN (y II). Final

Resumiendo:
Es necesario dedicar tiempo a preparar las preguntas que nos puedan realizar, pero también es necesario dedicar tiempo a preparar nuestra comunicación no verbal. Ésta es más importante que lo que salga de nuestra boca. Ante una incongruencia verbal/no verbal el entrevistador dará por cierto lo que le diga la no verbal, haciendo prevalecer esa información sobre las palabras pronunciadas.
- Vestido para impresionar. Aunque seamos muy modernos, todavía el uso de una vestimenta “profesional” es bienvenido  en cualquier entrevista de trabajo. Procure asegurarse de que
su ropa no está arrugada, que sus zapatos están limpios y cepillados. Es preferible “pasarse” de clásico que de moderno. Un traje oscuro, una camisa blanca (de manga larga, por supuesto), una carpeta adecuada dónde llevar nuestros documentos, serán nuestros mejores compañeros. Para ellas, un traje de chaqueta y olvidarse de los hombres al descubierto y las faldas excesivamente cortas que impidan incluso sentarse cómodamente.
-  Como si fuera a casarse. Usted no acudiría a su boda sin un corte de pelo reciente, sin un afeitad o como el que sale en los anuncios, no solamente por una cuestión de imagen, sino también porque ello contribuirá a aumentar nuestra autoestima, confianza y aplomo. Un ligero toque de perfume para todos y la aplicación de un maquillaje para ellas hace maravillas hacia los otros y hacia nosotros también.
- Obsérvese y corrija lo que no le guste. Practique delante del espejo y coja su cámara de vídeo, grábese y aguce los sentidos para saber dónde están los fallos y modificarlos. Busque las expresiones de la cara, los tics, los gestos y posturas y hágalo contestando entrevistas fingidas. No solamente corregida sus problemas, sino que se sentirá más cómodo cuando acuda a una entrevista.
Durante la entrevista:
- Tome contacto visual con el entrevistador. Hacerlo comunicar confianza y sinceridad. Nunca mire al techo, a las paredes y menos aún a la puerta de salida, aparecería como alguien indeciso, preocupado y con ganas de huir. Cuando se mira hacia la salida es que se está buscando. En cualquiera de los casos parecería que usted no está interesado o que se distrae fácilmente.
-  Concéntrese en la entrevista. Mire directamente al entrevistador, pero tampoco mantenga su mirada sin hacer ningún tipo de gesto, escuché, muestre su escucha firmando o negando ligeramente y de forma suave con la cabeza. Respondan en los tiempos adecuados, no se extienda excesivamente.
- Sea cortés durante la entrevista. La amabilidad, sin servilismo, no debe de ser sólo para el entrevistador. Recepcionistas o cualquier otra persona con la que usted se cruce de Teherán de recibir su respeto. ¿Imagina cruzarse con alguien en un pasillo, tratarle inadecuadamente y luego encontrárselo decidiendo su futuro?
- La tranquilidad es un plus. Estar tranquilo, no agitarse ni retorcerse en la silla, no estrujarse las manos como si quisiera arrancarlas de sus brazos, no golpear los pies contra el suelo compulsivamente, estar tranquilos sin parecer demasiado relajado es la postura ideal.

Otros aspectos a tener en cuenta:
- Haga preguntas al final de la entrevista. Pero preste atención a su tono de voz y expresiones. Las reacciones negativas, el malestar, la ira contenida al hablar, por ejemplo, de nuestro anterior empleador, pueden sumar muchos puntos negativos. Aunque aquella experiencia no fuera buena, podemos explicarla con una sonrisa y un tono de voz contenido al mismo tipo que afirmamos que aprendimos mucho durante el tiempo que estuvimos en aquella empresa.
- No se vaya sin estrechar la mano. De un discurso, de una película, de un libro, las personas recuerdan más el principio y el final. Despídase  con un apretón de manos firme acompañado de contacto visual y una sonrisa. Si durante la entrevista son varios los entrevistadores extienda el apretón de manos a cada uno de ellos. El agradecimiento puede expresarse en conjunto con una frase similar a “Gracias a todos ustedes por el tiempo que me han dedicado y ofrecerme Esta oportunidad”.
-  Está en terreno ajeno. Durante toda la entrevista tenga en cuenta el espacio personal, la distancia a la que la otra persona se encuentra cómoda, también que su mesa es su mesa no la de usted, etcétera.
- Usted se merece respeto. Existe la posibilidad de negarse a contestar alguna pregunta, es más, algunos entrevistadores acuden a preguntas personales para conocer su capacidad de ser asertivo y el nivel de respeto que usted tiene para consigo mismo. No hay que enfadarse ni modificar nuestra mirada franca y gesto agradable. Se pueden mantener ambos al mismo tiempo que decimos “Aunque no existe ninguna razón que me impida contestarle, estoy seguro de que usted entiende que pertenece a mi ámbito privado”.
- Usted se va, los papeles se quedan. Si entrega un curriculum o cualquier otro documento, éste va a seguir hablando por usted. Procure que la calidad del papel, de la impresión, la ausencia de dobleces y arrugas, un tipo de letra adecuada, una orden y una extensión ajustados sigan diciendo cosas positivas.
Ir al inicio pinchando AQUÍ.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por hecharme una manita. Me está siendo util, tendré que corregir algunas cosas, seguro.
    No solamente tiene un buen blog, sino que estar dispuesto a ayudar desinteresadamente demuestra que usted es una PERSONA con mayusculas. No se encuentra mucho así ni en la calle ni en la red.
    El joven que le pidió ayuda en un comentario hace días.

    ResponderEliminar