20 jul. 2010

Pensamiento estratégico (III). El concepto de estrategia.


Existen teóricos que afirman –y estoy de acuerdo con ellos-qué Sun Tzu (4 siglos antes de Cristo) escribió uno de los mejores tratados de estrategia militar conocidos, pero éste fue poco conocido durante mucho tiempo en occidente, no así el “De Re Militari” del romano Flavius Vegetius, que extendió su influencia hasta la era napoleónica. Por tanto, a los griegos –con la excepción de Tucídides-  el mayor mérito que podemos asignarles es la propia palabra “estrategia” que como ya hemos dicho tiene su origen en una voz militar utilizada en la antigua Grecia. Así que como la estrategia nace en el terreno de la guerra, será desde este punto desde donde iniciaré el desarrollo del concepto pare que se entienda mejor y así poder reubicarlo en el ámbito empresarial.
EL CONCEPTO DE ESTRATEGIA:

Los teóricos militares suelen clasificar las decisiones en tres niveles diferentes. De
mayor o menor estos niveles son:

·                 Decisiones estratégicas.

·                 Decisiones operacionales.

·                 Decisiones tácticas.

Las decisiones estratégicas determinan la buena dirección en la cual moverse. La estrategia precede siempre a la acción, pues su razón de existir está en conseguir condiciones ventajosas que permitan conseguir el objetivo. En el terreno militar se trata de ordenar las fuerzas de forma que se parta con ventaja, valorando el momento correcto de atacar o retirarse. Pero no solamente es eso, la estrategia es algo más que una representación a largo plazo del plan, ésta debe de tener en cuenta la forma de pensar del enemigo y se considera lógico que incluya el engaño, la astucia y la estratagema, así como la manipulación mental y emocional.

Una vez que la estrategia ha sido determinada, las decisiones que se toman en segundo lugar son las operacionales, ya que solamente cuando la primera ha sido decidida pueden ser adoptadas las segundas (decisiones operacionales) de forma apropiada. Por definición, las decisiones operacionales son aquellas destinadas a la ejecución de la estrategia. En el mundo de los negocios la planificación operacional se mueve en horizontes temporales de alrededor de un año, mientras que los planes estratégicos suelen tener una mayor duración. Entre los militares, el resultado de las decisiones operacionales a menudo son llamados “campaña”. Una campaña es una serie de operaciones militares o batallas realizadas sobre un área geográfica determinada con el fin de conseguir un objetivo y aunque sea más limitadas pueden determinar el curso de la guerra, es fácil comprenderlo si pensamos en la incursión de napoleón en Rusia.

A nivel personal, las decisiones operacionales están relacionadas con las “campañas” que llevamos a efecto en la búsqueda de nuestros objetivos vitales. Un curso de la carrera es una campaña del título final.

Tras las decisiones operacionales se llevan a cabo las tácticas, aquellas decisiones tomadas en el fragor de la batalla. Las decisiones tácticas militares se toman cuando las cosas no van como se plantearon, entonces desde el general hasta el soldado todos deben improvisar y adaptarse a las circunstancias cambiantes. Las decisiones tácticas deben ser completadas y relacionadas con las estratégicas y operacionales.

 Ya que hemos mencionado a Sun Tzu recordemos que éste dijo hace 2500 años: “La estrategia sin la táctica es el camino más lento hacia la victoria. Y la táctica sin estrategia es el ruido antes del fracaso”. En un momento más reciente podemos recordar la guerra de Vietnam -un ejemplo excelente de éxito táctico y operacional, pero fracasó estratégico- y cómo aquel general de Vietnam del Norte, sin duda ganador de la guerra, contestó a un general americano cuando éste le dijo: “Ustedes nunca nos vencieron en el campo de batalla”. El vietnamita no dudó en contestar: “Puede ser así, pero eso resultó ser irrelevante”. Es cierto o que los militares americanos nunca perdiera una batalla significativa en Vietnam, pero la guerra fue pérdida de nivel estratégico,

Las decisiones a cualquier nivel son, por supuesto, un asunto de elección entre diferentes opciones, pero las decisiones estratégicas se diferencia de las operacionales y tácticas en el alcance, la autoridad y el período de tiempo. Estamos hablando de niveles distintos de decisión, el mapa, el organigrama y el calendario.

Por otro lado existen dos tipos de enfoque estratégico:

- La estrategia deliberada.

Es la conducción de un proceso, la denominada tradicionalmente “planificación estratégica”. Esta tiene una tendencia un enfoque analítico y lineal de los aspectos estratégicos.

- La estrategia emergente.

Se caracteriza por “mallas” de aprendizaje recurrentes, comenzando con un planteamiento, analizando resultados y oportunidades y reaccionando ante aquello que no fue he tenido cuenta en el primer momento.
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ.

Para ir al principio del tema pinchar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario