19 nov. 2011

HUMOR: Acude a urgencias para que le aclaren si está gorda

QUIERE QUE LE DIGAN SI LE QUEDAN BIEN LOS PANTALONES 
Marta Mandoble, coruñesa de 43 años, abandonó ayer su puesto de trabajo para dirigirse a urgencias con la intención de que los médicos le aclararan si está gorda o no. “Se lo pregunto a mi marido y se escabulle con frases ambiguas como ‘La materia es indeterminada’ o ‘Tú lo que quieres es que te coma el tigre, que te coma el tigre, que te coma el tigre tus carnes morenas’”, explica. La báscula que tiene en casa calcula automáticamente su peso ideal, que la mujer sobrepasa con creces, pero según ella “estar gordo depende de muchos factores, no solo de un número, y no me voy a fiar de una máquina habiendo especialistas”.
Mandoble aprovechó también para llevarse al hospital unos pantaloncitos piratas que compró hace poco. “Necesito el reconocimiento de un profesional en el cuerpo humano para saber si tengo que devolverlos o no. Yo creo que hacen bolsa, pero no entiendo de anatomía”, explicaba ayer a los periodistas a los que llamó mientras esperaba su turno en urgencias.
De "Elmundotoday"

3 comentarios:

  1. en clave de humor digo también que : " aprovechénse señores que de momento las urgencias de este tipo son gratuitas " porque ... lo dejaran de ser pronto para atender lo realmente importante .

    En los años 20 y antes ,en el Renacimiento , las mujeres mas bellas eran rellenitas . Ahora la "talla" impone su ley y el " mercado " nos manda apretarnos el cinturon .

    ResponderEliminar
  2. Kiwi, .alguna relación profesional he tenido con los servicios de urgencia y no te imaginas lo que se ve,personalmente creo que estamos haciendo inútiles funcionales en muchos aspectos, madres y padres que son incapaces de bajar unas décimas la temperatura a sus hijos, gente que exige que un equipo de urgencias acuda a su domicilio porque no sabe a qué altura y como debe de ponerse un cabestrillo para llevar más cómodamente la escayola de una fractura de muñeca (en definitiva un pañuelo de la cabeza anudado al cuello), presentarse en urgencias a las dos y media de la mañana “porque el niño tiene mocos y no sabemos cómo quitarselos de la nariz”, denuncias en la gerencia de sanidad “porque los señores que llevaron al abuelo en la ambulancia, ya que estaban allí, no quisieron bajar la basura”, otro intento de denuncia porque vieron al médico ir al servicio y acudieron a Atención al Paciente para preguntar si los médicos de guardia “tenían derecho a ir a mear o cagar”. También los sabios que indican que ese medicamento no sirve para nada y exigen que para unas anginas se les recete otro y por no hacerlo ponen una denuncia, el otro medicamento que solicitaban era una crema para hongos en los pies.
    El caso de un inmigrante de oriente medio que exige con amenazas de muerte (fue denunciado por ello) que en ningún momento su mujer fuera atendida por un hombre, aunque en aquel momento el especialista de guardia lo era, se ingresa a su mujer en una habitación con dos camas y nada más ingresar saca la cama de la otra persona al pasillo, porque “su mujer no puede estar en cama en la misma habitación que un hombre” y cuando se la pone en una habitación con una mujer reclama que los familiares masculinos de esta no entren a verla.
    En fin, que podría escribirse un libro.
    Un saludo

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Enntonces entiendes por qué la sanidad está cómo está y siempre tiene deficit .
    Todo lo que es gratuito se infravalora , se utiliza mal , se abusa , porque es de todos .
    Estamos ante una sociedad totalmente dependiente , hay una " idiotez " colectiva .
    Entiendo tus ejemplos porque algo sé del tema.
    saludos
    Kiwi

    ResponderEliminar