7 sept. 2011

INNOVACIÓN-CREATIVIDAD (23). Innovar puede llevar al desastre.

En el post anterior hemos citado la necesidad que tienen las empresas y organizaciones de reorientar los valores, las normas y la cultura, su forma de trabajar, cuando la innovación llegar a ellas. La I+D se ha convertido en un tótem en nuestra sociedad y se presenta siempre de una forma optimista, todas las empresas, organizaciones y países pretenden ser receptivos e impulsar estas formas de actuación. Sin embargo, llevado al extremo, esa necesidad de una adaptación cultural a los nuevos procesos generados por la I+D pueden llevar a una pérdida de identidad corporativa, o una falta de claridad estratégica. Existen ejemplos (People Express es uno muy claro) de cómo perder la eficacia por un excesivo énfasis en la innovación y el cambio. En su caso, como en tantos otros, no supo entender que "para que la innovación sea exitosa requiere de un complejo equilibrio entre estabilidad y cambio" y cayó en una caótica situación impulsada por los vientos de una utopía ciega.
Las actividades empresariales suponen siempre un reto y como tal pueden contribuir a potenciar la motivación de sus recursos humanos, elemento que nadie duda represente algo particularmente importante en cualquier configuración empresarial, o bien puede imponer exigencias excesivas, para las que no esten preparados esos recursos humanos, los cuales –aun pudiendo ser muy flexibles- necesitan de una adaptación al cambio en el conocimiento, las destrezas y habilidades, derivadas de
cualquier innovación. Si se hace caso omiso de esas necesidades a nivel de recursos humanos, o bien se asume que los cambios necesarios se producirán de una forma automática (como por arte de magia) sin una acción deliberada y concreta, es posible que la organización se precipite al fracaso desde ese balcón con vistas al futuro que la mayoría creen que es la innovación.
Saber cuándo hay que cambiar y cuando no, es algo esencial, no basta con un proceso, elemento o producto innovador, la ventaja competitiva sólo se sustenta si la organización también tiene las capacidades, las habilidades, los recursos materiales y el conocimiento necesarios, o bien tiene la capacidad de conseguirlos e implementar las necesarias actuaciones para que así sea. 

Para ir al inicio del hilo pinchar AQUÍ
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ

2 comentarios:

  1. ¿Trata usted de decir que la innovación y la creatividad no son buenas? Seguiré leyendo. Desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  2. Un blog muy interesante.

    ResponderEliminar