23 sept. 2011

INNOVACIÓN-CREATIVIDAD (27). Cómo acabar con la innovación en su equipo.

Es fácil culpar a nuestros colaboradores si nuestro equipo resulta poco innovador. Son ellos los que deben de innovar y puesto que no lo hacen, son ellos los culpables, pero quizá estemos dejando de lado nuestras responsabilidades por aquello de que el éxito tiene mil padres, pero el fracaso es huérfano. Los gerentes, jefes de equipo o responsables, son a menudo parte de la culpa. Es posible que no sepan entender las señales y por ello se resistan a adoptar las medidas correctivas que encenderían la bombilla. Son muchas las situaciones creadas por el líder de equipo que hacen inevitable el fracaso en la búsqueda de la creatividad.
Los objetivos excesivamente agresivos hacen que los equipos pierdan la fe en lo que pueden lograr al entender que detrás de sus esfuerzos solamente está el fracaso. La proposición de grandes metas puede lograr que la gente vaya más allá de lo que ellos pensaban que podían ir, pero si
esa meta es inalcanzable y hace imposible que el equipo tenga éxito, dejará de tener interés y provocará lo contrario de lo esperado. Un buen líder propone metas difíciles, laboriosas, pero una imposibles. Un tirano al que nadie puede decirle a la cara que algo es difícil de alcanzar que trate de imponer una meta alcanzable, pero que debido a su forma de actuar no la explique conveniente, no convencerá a ese equipo. 
El líder, si quiere serlo realmente, debe de ser convincente en las explicaciones y manejar metas alcanzables. Algunos expertos indican que un 10% por encima de lo que creen sus posibilidades los equipos es un límite adecuado, pero con una salvedad, ese 10% debe ser equitativamente distribuido entre todo el equipo, si a unos cuantos les corresponde el 5% y a otro componente del equipo un 35% de mejora la cadena se romperá por el eslabón más débil.
La meta debe de ser clara, nuestra gente no debe de levantarse para “ir a trabajar”, si no para “lograr…”, si no sabemos dónde vamos nunca podremos llegar.
Otro problema puede estar relacionado con el excesivo optimismo. Si somos uno de esos que abrazados al optimismo podían escuchar malas noticias, es posible que nuestros colaboradores se adapten sus informes para ajustarse mejora nuestras expectativas y prejuicios, lo cual resulta reconfortante en el corto plazo, pero a la larga …
Cuando las cosas van mal finalizarán mal, es mejor conocerlas cuando aún se puedan aplicar medidas correctivas. Pero si no ayudamos y por el contrario ponemos mala cara aquellos que nos comuniquen la necesidad de hacer modificaciones, más aún si aportan algún tipo de solución creativa, nuestros colaboradores tenderán a ocultar sus problemas y a justificar anticipadamente los que puedan producirse en el futuro. Ofrecerán excusas y harán movimientos sencillos que no impliquen riesgo, dejando –posiblemente-de lado aquellos más complejos que puedan aportar innovaciones fundamentales para el éxito final.
Por tanto, si queremos acabar con la innovación que pueda generar nuestro equipo, podemos intentarlo:
-Culparle de la falta innovación en vez de estudiar nuestra forma de dirigir y modificar nuestros hábitos y éstos fueran los causantes.
- No viendo las señales que con toda seguridad, individual o colectivamente, nos lanza.
- Planteando objetivos excesivamente agresivos que por imposibles de alcanzar provoquen su deserción desde el momento inicial.
- También planteando objetivos tan vagos que sean y capaces de generar nuevas expectativas y hacen caer en la molicie a aquellos que podrían ser innovadores.
- Planteando esos objetivos o metas como una imposición, sin ser convincente, sólo autoritario.
- Echando -más o menos amablemente- de nuestro despacho a todo aquel que venga a hacernos una proposición, por descabellada que sea.
- Nunca ponga totalmente claro qué espera la compañía, cuáles son las metas y necesidades, los problemas a solucionar o que alguna innovación sería especialmente deseable en determinado campo.
- Desentiéndase usted mismo del compromiso aceptado cuando asumió la jefatura del equipo de dirigirlo directamente al éxito.
A poco que se esfuerce, si aplica lo anterior adecuadamente, conseguir a acabar con la innovación y creatividad dentro de su equipo.

Para ir al inicio del hilo pinchar AQUÍ
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ


No hay comentarios:

Publicar un comentario