8 abr. 2012

Comunicación No Verbal: Diferencias Culturales- BRITÁNICOS (8) Códigos de conversación. El saludo. No se queje demasiado.


Bueno, pues ya hemos hablado de cómo los ingleses hablan frecuentemente del  tiempo y como se quejan de él. Pero sucede que no está bien visto que los extranjeros lo critiquemos. Sus tiempo es como un miembro más de la familia y ya se sabe, usted puede quejarse del comportamiento de sus propios hijos, pero cualquier reprimenda por parte de otros, cualquier crítica, generará un malestar difícil de suavizar, parecerá algo inaceptable y grosero.
Una forma interesante y que siempre nos agradecerán los ingleses de referirnos a su tiempo es una contestación que suavice el mal pronóstico. Por ejemplo, cuando un natural de las islas nos diga algo parecido a "Hace un frío tremendo y esta llovizna no lo mejora", podemos utilizar una contestación que siempre les agradará "Sí, es cierto. Pero han dicho que mejorará pronto". Si usted quiere quedar mucho mejor aún dígales que en su tierra es peor. Pocas veces un británico le regalara una sonrisa de agradecimiento tan grande como en ese momento en que a una apreciación sobre el insoportable calor de ese día de verano, usted le responda: "¿Usted llama a esto calor? Esto no es nada. Debería venir a Valladolid en verano. Allí decimos que tenemos nueve meses de invierno y tres de infierno".
Los ingleses son relativamente patriotas, como todo depende de con quien se les compare. Si los comparamos con los españoles, son tremendamente patriotas, no así -por ejemplo-con los estadounidenses. Pero con su tiempo no se juega, ni se le critica, ni se dicen cosas feas de él. El tiempo es uno de los signos identificatorios de los ingleses y de ahí su patriotismo para con  él. Pero no se pase, no diga que usted prefiere ese tiempo, podría ser considerado como una desviación de la norma y ello daría lugar a que se nos considerara un "bicho raro".
Un hecho que nos demuestra la obsesión de los ingleses por su climatología es su escucha de la BBC4 cuando ofrece las noticias sobre el Estado de la mar. En un momento determinado puede hacerse un silencio y prestar el grupo toda su atención a este evento. Uno tiende a pensar que todos tienen un pequeño velero en el puerto, pero nada más lejos, la altura de las olas, el furor del viento, la situación en la costa de las Islas Falkland les despierta un interés similar al que tendrían en el caso de tener que llegar a nado a ellas en la media hora siguiente aunque jamás hayan pisado una playa. Cuando la BBC retrasó 15 minutos este pronóstico se produjo una queja clamorosa y un debate a nivel nacional. Es un ritual.
El "¿Como esta usted?" todavía permanecen en uso en las clases altas, para el resto, si usted
se dirige a ellos esa manera, se quedarán sin saber qué decir. El saludo inglés en ese caso se vuelve incómodo, torpe y poco elegante. Entre amigos es cierto que usted puede saludar de una forma más relajada, pero aún así un inglés no sabrá qué hacer con sus manos, si abrazarnos o besarnos. En fin, que ellos son torpes en este aspecto. Nunca encontrará usted esa apertura francesa de un beso en cada mejilla (nunca en el ambiente de negocios), tampoco un "beso al aire". Algunas mujeres pueden utilizar esta variante, pero nunca los hombres si no son ostentosamente gays y aún así los que lo hacen son despectivamente señalados como "Muak, muak". La prueba de esa aversión a los besos nos viene dada por el hecho de que uno nunca está seguro de si dar uno o dos, o ninguno, lo cual muy probablemente hará chocar nuestras gafas  o nariz con las de la otra persona.
Los apretones de mano son la norma en introducciones comerciales. Irónicamente, la primera introducción, donde se espera un nivel de formalidad, es la más fácil. Todo ello aunque ese apretón de manos, si bien en un inglés, sea siempre torpe, breve y realizada distancia. Claro, nunca con añadidos como la mano en la espalda, sujeción del antebrazo, etc. En las reuniones siguientes, cuando ya se tenga una cierta confianza, el apretón de manos como saludo puede parecer demasiado formal, pero los besos en la mejilla serían demasiado informales o pretenciosos (según el círculo social) y en cualquier caso nunca permitidos entre hombres. Volvemos a la situación de que nadie está completamente seguro de que hacer. Las manos, en muchas ocasiones, avanzan hacia adelante para luego retroceder y quedarse en ese limbo que es el "medio camino". Ya estamos con problemas otra vez.

Para ir al inicio pinchar AQUÍ
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario