20 abr. 2012

Comunicación No Verbal: Diferencias Culturales- BRITÁNICOS (11) Formas de conseguir la vinculación social


El elogio mutuo es algo común entre las mujeres inglesas, muy probablemente escuchará a alguna de ellas decir esas bonitas frases que todos conocemos "Me encanta  tu nuevo corte de pelo", o bien, "Tus logros laborales son impresionantes, realmente eres magnífica", pero también es seguro que la respuesta será habitualmente la negación por parte de la aludida, algo así como "MI pelo, es terrible, mañana serán todos rizos y no sabré qué hacer con él". Para la segunda afirmación probablemente algo como "No lo creas, un pequeño golpe de suerte, en realidad soy algo torpe". Lo curioso es que los ingleses suelen aceptar la respuesta como algo sobreentendido, sin volver a insistir en ello. Sin embargo, estas pueden ser formas válidas de vinculación femenina, no así en el caso de los hombres. Veamos.
La vinculación masculina se consigue por "pertenencia". Pertenencia a un grupo de poseedores de un determinado vehículo, hinchas de un equipo de fútbol, de un partido político, consumidores en un tipo de cerveza o interesados en una teoría filosófica, el sujeto no tiene importancia.
Las reglas del juego son las siguientes, usted comienza haciendo una alabanza de algo, el Manchester United, los coches alemanes, Foucault o su cerveza preferida. Su discurso siempre será respondido, aunque sus interlocutores estén de acuerdo con usted, se trata en definitiva de iniciar una conversación y aquel o aquellos que estén con usted adoptará la defensa de los coches americanos, del otro partido político u otro equipo de fútbol, aunque tengan el carnet de ambos en el bolsillo. No obstante, se trata de un juego amistoso, siempre con una parte oculta de humor, una comprensión mutua de que las diferencias de opinión no deben ser tomadas en serio. El enfado no está permitido, e igualmente cualquier otra exposición de una emoción verdadera. El juego consiste en una especie de cólera humorística, de fingido ultraje  por mucho que usted sienta los colores de su equipo. La seriedad no está permitida, entre otras cosas porque nadie, nunca, ganará ese juego, e igualmente nunca nadie reconocerá el punto de vista del otro. Simplemente, llegará un
momento en que aburridos de un mismo objeto de conversación cambiarán a otro. Existen amplios estudios sociolingüísticos sobre los modelos competitivo/cooperativos y su utilización por hombres y mujeres o por diferentes culturas, pero dejemoslo estar.
En este tipo de juegos relacionales existe una norma, la jactancia personal está proscrita, e igualmente la ocultación formal de la verdadera opinión sobre los planteamientos del otro. En realidad, ya lo hemos dicho, se trata de un juego, el triunfo del protocolo sobre la verdad y la razón. Esta clase de comportamiento quizá este relacionada, también, con eso que se ha dado en llamar el "humor inglés", algo a mi entender próximo a lo que nosotros llamamos "ironía". Los ingleses son extremadamente sensibles a la distinción entre "serio" y "solemne", entre "sinceridad" y "seriedad". Esta distinción es crucial para entender a los británicos. No puedo enfatizar esto suficientemente, pero si usted no es capaz de comprender esas diferencias sutiles pero vitales para ellos, usted nunca los atenderá. Su inglés puede ser impecable, pero su "dramática" behaviorística estará llena de errores. Si por el contrario ha captado la distinción, entenderá que la seriedad es aceptable, pero la solemnidad está prohibida, que la sinceridad está permitida, pero sólo cuando la seriedad está ausente, que la pomposidad y la presunción son proscritas, que los asuntos ellos pueden ser dichos seriamente, pero nunca hay que tomarlos demasiado en serio. Sin embargo, permítame que le haga una advertencia, usted nunca sabrá cuando un inglés bromea, su ironía es algo endémico, pero nebuloso, es como el smog, no es algo duro, palpable, pero está ahí.

En el PUB.
Debemos partir de tres premisas esenciales:
1. En todas las culturas los lugares de bebida representan algo "especial", un mundo socialmente separado de otros ambientes y con valores propios.
2. Estos sitios son integrantes y socialmente igualitarios pues, aunque existen diferencias, las distinciones de "estado", están basadas en criterios diferentes a los que actúan en el mundo exterior.
3. La función primaria de estos lugares la encontramos en la facilitación de la vinculación social.
 El bar (para entendernos) es una parte central de la vida inglesa, tres cuartas partes de la población adulta acude a bares y  un tercio  son clientes habituales (el estudio más fiable considera clientes habituales aquellos que acuden al una vez por semana). Ello incluye gente de todas las edades, clases sociales, niveles de educación y ocupaciones.
La barra del pub es uno de los pocos sitios en Inglaterra donde socialmente aceptable iniciar una conversación con un extraño, las reglas no existen, han desaparecido y la conversación amistosa con un desconocido es algo normal. Los  pub ingleses son así, así o peores, prueben a  sentarse en una terraza y esperar que aparezca un amable camarero. No existen oiga, el resultado es que puede pasar horas esperando a que alguien salga preguntarle que desea y nadie le explicará que allí no es costumbre, que tiene que servirse usted.¡Quizá forme parte del humor inglés!
¡Ah, me olvidaba!  En el pub está permitida la gesticulación, la comunicación no verbal. Usted puede levantar su botella de cerveza vacía para pedir que le traigan otra, pero sin proceso, sin agitación, sin ruido, el silencio -a veces- es extraordinariamente eficaz.


Para ir al inicio pinchar AQUÍ
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario