28 may. 2012

Trabajar y/o vivir en otro país. Consejos. Alemania (VIII) España v.s. Alemania. Orientación al Largo Plazo (LTO. Long Term Orientation).

 Esta última dimensión fue añadida por Hofstede un tiempo después de las cuatro primeras. Básicamente estaría planteando las diferencias que existen entre unas culturas y otras a la hora de hacer prevalecer lo inmediato, el "día a día", o por el contrario mirar un poco más allá, más lejos. 
Existen determinados planteamientos culturales que inducen a planificar la forma en que debemos actuar en un determinado momento en función de las preocupaciones inmediatas mientras otros planifican a más largo plazo. De alguna manera, por tanto, está también relacionada con el UAI (Índice de Evitación de la Incertidumbre) citado en el artículo anterior, pues apunta - como decía más arriba-a una preparación para el futuro o dejar el mismo en alguna forma de determinismo. 
Las sociedades orientadas a largo plazo tienen una mayor propensión al ahorro y la perseverancia, las orientadas al "corto plazo" utilizando su energía para desarrollarlas relaciones sociales lo cual añade una serie de características, entre ellas una mayor diplomacia en el trato evitando, por ejemplo, la brusquedad en el lenguaje y aplicando rodeos en vez de expresar las cosas con rotundidad. Las sociedades o culturas orientadas al corto plazo tienen una mayor consideración con sus tradiciones, mientras que las orientadas a largo plazo buscan los resultados finales sin consideraciones hacia el "pasado".


Spainin comparison with the below57514286193567666531SpainGermanyPDIIDVMASUAILTOSpain PDI: 57


Algunos describen estas diferencias diciendo que las culturas orientadas al "corto plazo" dedican un tiempo considerable a desarrollar relaciones y tienen una consideración del tiempo como algo circular, círculo en el que
pasado y presente están interconectados, existiendo una cierta tendencia a plantear que "lo que no se hace hoy se puede hacer mañana". La descripción de aquellos orientados al "largo plazo" incluye el tiempo como una dimensión lineal y la mirada de estas culturas orientadas al futuro, en lugar de al presente con el pasado, ganando mucho peso con relación a las culturas del otro tipo los objetivos y las recompensas. 
Quizá por ser la última de las dimensiones existen varios países de los que no tenemos datos, pero sí existen en cuanto a los dos países de nuestra comparativa, España tiene una puntuación de 19 LTO, frente a 31 en el caso de Alemania. Si analizamos todo lo dicho en anteriores párrafos, es fácil encontrar las diferencias de planteamientos entre los naturales de ambos países. 
Voy hacer una referencia, sin entrar en más detalles, a un nuevo indicador aparecido hace relativamente poco tiempo y que se ha dado en denominar "Indulgencia contra Contención". Esta dimensión mide la mayor capacidad una cultura para satisfacer las necesidades inmediatas y los deseos personales de sus miembros en el caso de una mayor indulgencia y por el contrario, la existencia de normas sociales estrictas que regulan y desaconsejan la satisfacción de los impulsos en aquellas culturas que valora más la contención. 
Como ven, se trata de una prolongación de este que estamos analizando ahora. Mi opinión personal -y la de distintos expertos-es que esta última, a la que hago referencia, no presenta una gran utilidad por ser deducible de la anterior. Hofstede plantea sus dimensiones culturales como un marco de trabajo para ayudar a evaluar una cultura concreta y que esa evaluación orienten mejor nuestras decisiones. 
No todos los factores que deben tenerse en cuenta están incluidos en esas cinco dimensiones, aspectos como la personalidad, la actitud, las experiencias vividas, la situación en el organigrama, en definitiva la personalidad de cada uno, hacen que las dimensiones propuestas nos permitan predecir todos los comportamientos individuales. 


Para ir al inicio pinchar AQUÍ. 
Para seguir estilo pinchar AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario