19 mar. 2011

DELEGACIÓN (1). 10 primeros aspectos sobre delegación. ®

Mediante la delegación hacemos eficaz el uso de nuestro tiempo como managers y desarrollamos el equipo a nuestro cargo. Generalmente se convierte en una espiral ascendente hacia el éxito, tanto personal como del equipo. Esto es inevitable si antes hemos sabido rodearnos de la mejor gente que podamos encontrar.
Ronald Reagan fue un Presidente con una valoración mu alta para su preparación, su frase favorita era:
"Rodéese de la mejor gente que usted pueda encontrar, delegue... y no interfiera."
Diez primeros aspectos sobre delegación
La delegación, además de darnos más tiempo, permite reforzar las habilidades de nuestro equipo y conseguir de él lo mejor. Para esto es necesario:
1. Delegar con regularidad.
La delegación se convertirá en una costumbre, las consultas para esas cosas “menos importantes” habrán desaparecido.
2. Que sea un triunfo para ambas partes
Donde sea posible, los asuntos delegados deberán tener valor para ambas partes, más tiempo para el manager y desarrollo para el que la recibe. La delegación no puede ser un “dejar basura” sobre la mesa del colaborador.
3. Control.
Aun cuando la delegación esté siendo usada constructivamente por nuestro colaborador, los resultados –al menos al principio-deben ser examinados, de la misma manera deberemos conectar con el sentimiento de aquel en quien delegamos, para asegurarnos de que las expectativas se crean en ambas partes
4. Debe estar enfocada a un fin. Siempre trabajando “a favor de obra”.
La delegación debe servir para concentrar nuestro tiempo, enormemente valioso, en adquirir ventajas para el negocio y organización.
5. La delegación como palanca.
Como herramienta, la delegación y es una palanca que multiplica nuestros esfuerzos en gestionar las habilidades y la formación de nuestros colaboradores. Si ellos ven que se les encargan nuevos asuntos, reforzarán su esfuerzo en adquisición de nuevas habilidades, así como desarrollo de las adquiridas.
6. Mejora de la calidad.
Cuando se delega, el colaborador tiende a dar lo mejor de sí mismo, cribar sus razonamientos y aportaciones y conseguir un resultado correcto que construya la confianza entre él y el manager.
7. Clarifique y apoye.
Si delegamos verdaderas actividades, los mejores estarán siempre disponibles, pero usted debe estar siempre disponible para ayudar.
8. Ponga un tiempo a las tareas encomendadas.
Nuestro colaborador debe conocer fechas de comprobación y momento de la entrega. Hasta conocer sus posibilidades deberemos controlar el desarrollo temporal. En muchas ocasiones una pregunta tan sencilla como “¿cómo va eso?”, es suficiente para mostrar la importancia de su trabajo, nuestro interés en él y motivar.Apártese.
9. Acérquese sólo para reconocer el trabajo bien hecho.
Si confiamos totalmente en la persona a la que hemos encomendado un asunto, lo mejor es … apartarse. Ellos entenderán nuestra confianza y se esforzarán por hacer un gran trabajo.
10. Reconozca el trabajo bien hecho y aumente los desafíos, su equipo crecerá sobre sí mismo y aumentará sus posibilidades.
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario