3 mar. 2011

¿Qué buscan? ¿Qué quieren? (II)


La diferencia entre algunas democracias y 
una dictadura consiste en que en la
democracia puedes votar antes
de obedecer las ordenes.
Charles Bukowski
 
Estoy cansado de los que presumen de tomar “decisiones difíciles” cuando imponen recortes en las prestaciones sociales o aumentan el saqueo de los contribuyentes, de los que intentan convencernos de la valentía necesaria para tomar esas decisiones, de ese tipo que habita en la Moncloa, valiente y duro no por su capacidad de arrostrar las dificultades y soportar el dolor de sus decisiones, sino por su posibilidad de generar dificultades y dolor a los demás, sintiéndose orgulloso de sus acciones.
- Estoy cansado de los que muestran su prepotencia intentando salvarnos de nosotros mismos.
 - Estoy cansado de que los mismos que nos suben la luz porque “la empresa pierde dinero” hayan cobrado sueldos de siete millones de euros en 2010 (presidentes de Repsol e Iberdrola).
- Estoy cansado de un país donde la gente no encuentra un trabajo que les paga el pan y otros dejan su puesto porque 450.000 € al año les parece “un insulto”, mientras todos aportamos lo que no tenemos para salvar a su empresa (Fernando casado, ex presidente de Catalunya Caixa).
- Estoy cansado de de un Presidente que se jacta de haber conseguido 300 millones de petrodólares a cambio de algunas de nuestras cajas de ahorros. En vez de limpiarlas de parásitos, seguimos vendiendo las joyas de la abuela. (Zapatero anteayer).
- Estoy cansado de un Presidente que me impone circular a 110 en autopista para ahorrar combustible y sin embargo él, porque le apetece dormir en casa, utiliza un avión (20.000 l. y 15.000 € sólo en combustible). (Zapatero ayer).
- Estoy cansado de un Presidente que va a los mítines de partido o de compras a Londres en un Falcon, mientras no hay un avión para rescatar a los españoles en Libia.
- Estoy cansado de un Presidente del que cada foto nos sale tan cara. En Túnez promete 300 millones para la “democratización” del país (Zapatero hoy).
-  Estoy cansado de los ERES fraudulentos, de los Mercasevilla tramposos, de los Faisanes ocultos bajo la carnaza absurda que anula la capacidad crítica de muchos.
- Estoy cansado de financiar ONG´s y fundaciones de amiguetes que se van al culo del mundo a buscar pobres que tienen a la vuelta de la esquina, mientras los comedores sociales se ven impotentes ante tanta necesidad.
- Estoy cansado de los Audi negros que van de tres en tres y me adelantan a 180 en los que intuyó un tipo sonriente tras sus cristales tintados que me dice “No podemos conducir por ti… estamos contando el dinero”.
- Estoy cansado de subvencionar sindicatos que sólo se representan a sí mismos.
- Estoy cansado de los que votan a quien más ofrecen y no a quien mejor gestiona. 
- Estoy cansado de sentir desasosiego los viernes pensando en la nueva ocurrencia que saldrá de cada consejo de ministros.

- Estoy cansado de pagar con mi dinero gobiernos de lerdos que mientras el hambre avanza se entretienen en:
- Prohibir los toros y blindar como hecho cultural los bous, exactamente lo mismo, pero en catalán.
- Vedar la venta de chucherías cerca de los colegios (ministra Salgado).
- Vedar el consumo de hamburguesas (ministra Salgado).
- Prohibir los chiringuitos en las playas y con ellos la cañita y las sardinas.
- Declarar que el vino es una “bebida alcohólica peligrosa” y no dicen nada del botellón (ministra Salgado).
- Eliminar los bollos y los refrescos en los colegios (Trinidad Jiménez).
- Eliminar las corbatas de nuestro vestuario (ministro Sebastián).
- Eliminar el aire acondicionado de las oficinas (ministros Sebastián).
- Regalar bombillas compradas en China con mi dinero y que en el “todo-a-cien” de la esquina valen la mitad (ministro Sebastián).
- Decir que “Los vascos también somos libios buscando la libertad” (Patxi López hoy).
- Cambiar ahora por led (500 € la farola, 3.ooo.ooo de € aprox. un pueblo mediano) las bombillas que pusimos hace poco con el maldito “Plan E”.


Estoy tan cansado que ya no entiendo nada asique…me lo expliquen. ¿Alguien sabe de qué va esto? Porque vamos a ver ¿Se trata de jubilarnos a los 110 años, o de circular a 67 km/h? 

3 comentarios:

  1. El problema no son los políticos en si, es el sistema que los controla.

    Además de jubilarnos, no a los 110, pero si a los 70 (el que trabaje), no tendremos estudios gratuitos ni sanidad pública.
    Eso si, seguro que tendremos cientos de nuevos canales de Tv.

    ResponderEliminar
  2. Lamentable estos gilipollas con vocación de prohibir

    ResponderEliminar
  3. Piedra no creo que el sistema los controle, más bien ellos controlan el sistema, entre otras cosas a través de los canales de Tv.

    ResponderEliminar