30 oct. 2011

INNOVACIÓN-CREATIVIDAD (35). Técnicas de creatividad e innovación (Generación de ideas). “Técnica Delphi ".

En la década de 1950 RAND Corporatión necesitaba una herramienta para aprovechar las opiniones de sus grupos expertos cuando esa compañía trabajaba en el pronóstico en los posibles daños en ataques con bombas atómicas. En el momento actual esta técnica se utiliza con éxito en la resolución de problemas en sistemas informáticos, también en la búsqueda de un “orden” en determinadas formas de producción. Como veremos más adelante lo más gravoso de esta práctica viene dado por la alta carga administrativa que genera.
Delphi consiste básicamente en la recepción de entre 2 y 5 cuestionarios consecutivos por grupos de entre 15 y 25 personas, aunque en ocasiones esos grupos pueden alcanzar un número muy superior de componentes, llegando en ocasiones hasta los 100. He utilizado la palabra “personas” al citar los componentes del grupo de forma consciente, pues estos serán “expertos” en aquellas ocasiones en que lo que se necesite sea la opinión de personas con conocimientos amplios al respecto, pero también se utiliza esta técnica con
gente interesada en el tema, sin más, sobre todo cuando lo que se trata son aspectos como problemas sociales u organizacionales. Recientemente he participado con un grupo de universitarios para buscar, mediante esta técnica, cuáles son las barreras que impiden a los recién titulados de lanzarse a la puesta en marcha de su propio negocio, encontrando que en la mayoría los casos se trata de barreras psicológicas que precisan de una determinada forma de ayuda.
Los pasos a seguir para trabajar con la técnica Delphi son los siguientes:
1-  Se determinan los componentes del grupo, ya sean expertos o personas de las que esperamos una opinión. Es posible que necesitemos ofrecerles algún tipo de compensación por su colaboración.
2- Le entregamos los cuestionarios preparados con anterioridad. Esto se puede hacer personalmente si se trabaja con el grupo “in situ”, o bien ser enviados por cualquier medio cuando se trabaja con grupos no presenciales. El cuestionario generalmente costa de un par de “preguntas abiertas”, o bien se les plantean sus preferencias sobre una lista de distintas preguntas, frases o párrafos cortos.
3- Recuperados y analizados los cuestionarios iniciales, se envía al segundo, creado en función de las respuestas recibidas en el primero. Las respuestas iniciales se han recopilado para tener la respuesta conjunta y ordenada. Es importante referirse a esas respuestas dadas en el primer momento de tal forma que fidelice a los intervinientes y sienten que su contribución es importante. Una forma de hacerlo es dirigirse a ellos de una forma casi personal, por ejemplo: “A usted se le pidió en la anterior encuesta que calificará cada elemento de la lista en una escala de cinco puntos de importancia, prioridad, viabilidad, pertinencia, validez…” , lo que fuera, “pues bien, en esta ocasión solicitamos de usted que…”
4- Un Delphi puede terminar en cualquier momento, depende de lo que busquemos y si queremos haberlo encontrado. Los expertos suelen sentirse más inclinados a aceptar muchas rondas, en ocasiones con una tremenda paciencia, pero sólo sea el asunto es considerado por ellos de suma importancia. En determinado momento, los elementos valorados por encima de un cierto umbral pueden ser tratados por separado, refiriéndonos exclusivamente a ellos y la búsqueda que sobre ellos esperamos.
5- El último paso consiste en agradecer a los participantes su participación y puesto que es probable que tengan un gran interés en el resultado, suministrarles un informe resumen acompañado de una carta de agradecimiento. En ocasiones, con aquellas personas que pueden haber aportado mucho de su tiempo el proyecto, puede ser apropiado hacer un regalo.
Cuando el método Delphi se utiliza para abordar algo único y bien definido, el resultado puede ser fácil de resumir. Sin embargo, cuando se utiliza para cuestiones de difícil concreción o en las que la actitud personal pueda generar variables, el resultado puede darnos una cantidad de posibilidades difícil de manejar (15 ó 20 participantes pueden generar 300 resultados diferenciados). En ese caso, podemos utilizar la “lluvia de ideas” o cualquier otra actividad similar para hacer converger en un post- análisis lo recogido.

Para ir al inicio del hilo pinchar AQUÍ
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario