14 sept. 2010

ôô y el laboratorio del DOCTOR BACTERIO.



“Lo de la crisis es opinable”.
“Estamos en la Champion Ligue de la economía”.
“No son parados, son personas que se han apuntado el paro”.
“España tiene el mejor sistema financiero de la comunidad internacional”.
“La crisis de las hipotecas sub prime no afecta a España, 
eso es cosa de los Estados Unidos”.
“Somos la octava potencia mundial, la envidia de Europa 
y pronto superemos a Francia, como ya hemos hecho con Italia”.
“El cambio climático es una de las causas de la recesión”.
“La derecha reaccionaria nos ha llevado al capitalismo salvaje”.
“La próxima legislatura lograremos el pleno empleo en
España. No lo quiero con carácter coyuntural, lo quiero definitivo”.
“EE.UU.  sumió al mundo en la crisis y la Unión Europea le sacará de ella”.
“La vuelta al crecimiento económico
es inminente”.
“La economía es un estado de ánimo”.
“La libertad os hará verdaderos”.
“España es un concepto discutido y discutible”.
“España está a punto de salir de la crisis, si no lo ha hecho ya”.
"Una persona cuando está formándose está trabajando para un país, esto es lo que hemos descubierto de la crisis" 
"España, por cómo ha vivido la crisis,será un buen laboratorio"

José Luis Rodríguez zapatero. Presidente del Gobierno de 
España. Empleado de partido sin otro trabajo conocido
que logró alcanzar la Moncloa y “alter ego” de Macario,
aquel muñeco que en manos de José Luis Moreno 
sacaba pecho y gritaba sin ton ni 
son ¡QUE CONTENTO EZTOY!, devenido hoy en
Doctor Bacterio experimentando 
en su laboratorio con 4 millones de parados.

¡Adornos, florituras verbales de ese parvenu que habita la Moncloa! Faltaba alcanzar un mayor grado de estulticia, de mediocridad, de estupidez cum laude y él sabe que nada es imposible, se trata sólo de pelearlo, de poner el suficiente empeño, situar como ayudantes a gente tan preparada como las Aído y compañía e iniciar los experimentos. Se coge un país que mal que bien va tirando  y se le convierte en un lugar con el número de parados más alto entre los de su entorno, se rebajan los salarios, se congelan las pensiones, se retrasa la edad de jubilación, se eliminan ayudas sociales mientras se promete todo lo contrario, se provocan reacciones incontroladas que van destruyendo el objeto de experimento en pequeños trozos imposibles de reordenar, se subyugan derechos como el de la vivienda al reducir las desgravaciones, se doblegan las leyes para pactar con los asesinos de ETA permitiendo que su entorno acceda a las instituciones públicas y el dinero que a ellas aportan los que sufren su intolerancia, se suben los impuestos  y para más escarnio, como final de traca, a los que más sufren esa descomposición, los cuatro millones de parados, se les llama cobayas de ese experimento malévolo que dice nuestro presidente que es esta mierda que nos rodea, a esos que como dice alguno de ellos “vivo con 426 euros, con eso pague usted renta, luz, agua (los seguros ya deje de pagarlos, el coche sin moverlo y sin pagar el garaje me lo sacan a la calle el día 20), las medicinas no las tomamos porque no las podemos pagar … saliendo todos los días a la calle, hundido, desmoralizado, sintiéndote bueno para nada e incluso despreciado por la mirada de algunas personas. .... En fin, ¡qué saben ellos! Amparados por el partido nunca han conocido la angustia de no saber qué hacer cada día, tratando de disimular delante de tus hijos, rezando para poder hacerles un pequeño regalo el día de reyes para ver una vez más la ilusión en sus caritas. Qué saben de esas noches sin dormir durante las cuales te asomas a la habitación de tus hijos y cuando los ves dormidos, inocentes.... un nudo en la garganta… y aún tengo que escuchar que unos señores del sindicato, vagos, maleantes y analfabetos funcionales o liberados, nunca he sabido si son sinónimos, me tienen que formar y para ello han recibido millones de euros, ellos o la COE, dirigida por un tipo al que se  le hunden las empresas y no paga a sus trabajadores. Tienen que formarme a mí, ingeniero industrial con 20 años de experiencia”.
No puedo dejar de transmitir el final de su escrito cuando dice “Perdonen que les cuente mis penas, pero es que me salen del alma y con este hombre riéndose… les pido mil perdones”.
Pues no me pidas perdón, hermano, es a ti al que tenemos que pedirte perdón todos los que vivimos en esta puta y enviciada tierra, los que permitimos este desgobierno que ha conseguido que en España se concentre el sesenta por ciento de los parados de toda la eurozona, los que le votaron y los que no pero permanecieron estoicos ante el deterioro y la mentira, los miles de asesores que entre "si-señor" y "si-señor" nunca le dijeron que así no se hacían las cosas, los cientos de palmeros que por unas migajas le dicen a diario "que-bueno-eres,-presidente", los que se aseguran el futuro anestesiándose en el banco para no sentirse tan viles, tan infames, tan canallas. Todos ellos conmigo en la primera fila tendríamos que pediros perdón a ti, a tus hijos, a todos los que  veis como la vida os traiciona y cada día es un desafío que aguantar sin derrumbarse. Todos tenemos que pediros perdón por no remover con las uñas esta tierra hasta que nazcan flores entre las ruinas, por no enfrentarnos a esos golfos apandadores que siendo socios y aliados pretenden que cuatro millones de parados vayan a la huelga aunque sea una “putada”. Una putada, señor Toxo, es no tener derecho ni a huelga ni a trabajo.
Perdón y de rodillas tendría que pedir el descarado que en Oslo - desde la distancia de un país con el cuatro por ciento de paro- trata de disfrazar nuestra desgracia diciendo que los parados en formación no son parados. Supongo que a la vuelta de ese Foro sobre Crecimiento y Empleo (¿Qué sabrá el de eso?) será capaz de explicarle a los dueños de los bancos que no hay problema con tu hipoteca, que se le pagara puntualmente con el sueldo de tu hijo de cuatro años, puesto que al estar en formación –según sus propias explicaciones- es un trabajador que no está en el paro, sino trabajando para su país, bien empleado como todos los niños de su edad. Sí lo hace podríamos perdonarle el que nos ponga al nivel de las cobayas, nos produzca vergüenza aquí y allá, no sorprenda cuando creíamos que ya nada podía sorprendernos, que todo lo habíamos oído. Podríamos pensar que no hay en las palabras de ese culiparlante iluminado ánimo de ofender, de humillar a las que son sus víctimas, de frivolizar sobre el drama que supone el paro, la angustia de no saber qué hacer cada día. Le podríamos tolerar algo más de tiemposeguir poniendo en peligro el futuro de todos por salvar el suyo, tan irrelevante. Pero no creo que lo haga, sabe que el banquero no es tonto y no se va a tragar el anzuelo aunque use palabras tan hermosas como
“Los parados no pertenecen al paro… pertenecen al viento” 


4 comentarios:

  1. Zp....¿leonés o vallisoletano?

    ResponderEliminar
  2. Vallisoletano, calle López Gómez (pleno centro, lejos de los barrios populares) pero uno puede sentirse de donde quiera. Claro que si reniegas de tu origen no parece congruente solicitar del alcalde de Valladolid que se arregle a cuenta del erario público el edificio y se ponga una placa, menos aún hacerlo personalmente.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. valga la redundancia o la experiencia demostrable ya que hablamos de ciencia económica intentemos demostrar qué és la crisis por ejemplo cuál és este fenómeno o vocablo hablado escrito se puede demostrar más con números o con gráficos o con el cielo con las montañas o sin magnitudes

    no se hablaba de crisis de valores ??

    Entonces no será una crisis existencial o religiosa o psicológica o de psicosis aguda inteligencia común


    si nadie entiende la palabra mejor !

    ResponderEliminar
  4. En otro post también planteo que existen otros tipos de crisis.
    http://valladolidmemata.blogspot.com/2010/11/la-crisis-que-crisis-la-de-la-dignidad.html

    ResponderEliminar