6 sept. 2010

INVESTIGACIÓN CUALITATIVA (VI). El papel de la teoría en la investigación cualitativa.


La investigación cualitativa tiene una relación con múltiples aspectos teóricos. Implica un estudio a fondo del caso y en multitud de ocasiones se trata de estudios orientados a un número relativamente pequeño de materias o incluso un único factor, centrándose en algo así como “averiguar cómo son las cosas” o “cómo suceden” o sucedieron, o las razones por las que acaecen.

El objetivo primario de los investigadores cualitativos es “hacer los hechos comprensibles” y a menudo hacer menos hincapié en inferencias que se derivan de predicciones o de modelos de caso enfocados a la teoría.A menudo se utiliza para evaluar la credibilidad o la aplicabilidad de una teoría, es así como


un investigador cuantitativo puede observar una fuerte relación estadística entre dos variables, conectando esta relación con una determinada teoría, pero aún no sabe si los mecanismos productores de la relación estadística son los mismos que los descritos en la teoría. Podemos decir, por tanto, que la teoría proporciona un marco para el dispositivo investigador cuantitativo a la hora de describir el posible uso de unos determinados resultados estadísticos, pero del que los mecanismos clave no se han observado directamente. La investigación cualitativa puede ser utilizada para probar la existencia de determinados mecanismos causantes o inductores de esos resultados.

Según lo dicho anteriormente la investigación cualitativa postula, por una parte, una compensación entre el conocimiento intensivo, basado en el estudio de un pequeño número de casos y por otra, el conocimiento extenso relacionado con estudios basados en un gran número de casos dentro de un estudio estadístico, pero en el que los mecanismos clave no han podido ser observados o no han sido observados directamente.

Es importante recordar que estás proes cualitativas no son estadísticas en su naturaleza, aunque los métodos estadísticos puedan ser usados si el número de casos estudiado en profundidad es suficiente, cuestión que ya ha sido citada en un anterior post. La pregunta clave a este respecto concierne en consecuencia al número total de casos estudiados a fondo y las pruebas de nivel, así como los mecanismos proporcionados por la teoría. Este uso de la investigación cualitativa para evaluar  mecanismos por los que sucede algo o se produce algo, es -sobre todo- valioso en la investigación que combina métodos cuantitativos y cualitativos y es utilizada por multitud de investigadores.

La investigación cualitativa utilizada como “prueba” (tal como se ha descrito), es común, además de en investigaciones cuali-cuantitativas, en las puramente cualitativas, las cuales procuran explorar alternativas a las explicaciones y visiones convencionales en las ciencias sociales, por ejemplo, el entendimiento de la pobreza que comúnmente surge de las investigaciones cuantitativas habla, generalmente, de “déficits” de la gente que está en un determinado nivel de pobreza, achacándolo –a menudo- a que carece de los recursos necesarios para salir de esa situación. De lo que nos dicen muchos estudios cualitativos se deduce que la pobreza no está generada por esos déficits, sino que es fruto de determinadas faltas de conocimiento, costumbres arraigadas, hechos culturales de difícil integración en un proceso de evolutivo determinado, etcétera. Este uso del método de investigación cualitativo, desafía el “fraude” derivado del estudio cuantitativo convencional y de las visiones derivadas.

Es así como la investigación cualitativa apunta a una evaluación crítica de la teoría existente en muchos aspectos, evaluación crítica que debe de estar basada en la observación detallada de los mecanismos. Mientras algunos investigadores cuantitativos puedan rechazar estos desafíos porque están basados en un número relativamente pequeño de observaciones o casos, es decir son estudios muy “localizados”, su importancia viene dada porque estos son los únicos que pueden llamar la atención hacia aspectos que son invisibles en la investigación cuantitativa, constituyéndose así la investigación cualitativa en una forma de probar determinadas teorías y en una evaluación mucho más correcta de la coherencia de creencias derivadas de los resultados de investigaciones cuantitativas. Pueden, por tanto, ser vistas como un medio para construir nuevas teorías y proporcionar nuevos conocimientos sobre la estructura y forma en que operan los fenómenos sociales.

Los métodos cualitativos también son usados para investigar casos teóricamente anómalos, conduciendo a menudo a estudios de teóricas “anomalías” que resultan fértiles áreas de revisión de teorías y paradojas incomprensibles. Por consiguiente, las teorías existentes pueden ser considerablemente revisada o desechadas totalmente una vez que las “anomalías” son explicadas con éxito. El estudio de fenómenos sociales “anómalos” es una de las aplicaciones clave de los métodos cualitativos. Esta atención a las “anomalías” explica por qué la investigación cualitativa es, a menudo, la fuente de nuevas teorías y porque la atención cuidadosa a la selección de caso es crucial para el éxito de la investigación. Es habitual entre los investigadores cualitativos el estudio de fenómenos que están fuera del alcance de la teoría existente, esta atracción se deriva, en parte, de una preocupación por la insuficiencia de la teoría existente, pero no solo, puesto que también se trata de un deseo de avanzar hacia nuevas teorías y un interés por evaluar críticamente los principios y paradigmas (en el sentido de algo comúnmente asumido entre los científicos o estudiosos dedicados a un determinado campo) sostenidos desde tiempo atrás.

Los fenómenos sociales son prácticamente ilimitados en su diversidad, en las nuevas formas en que se presentan, en la variación en los modelos y las combinaciones emergentes. Con frecuencia encontramos que las teorías existentes son deficientes en los conceptos principales para el estudio de estos fenómenos y -a veces- deben ser construidos desde el principio a través de un estudio cualitativo profundo. Esta es la tarea central de muchos investigadores cualitativos. No se trata de imponer un determinado criterio, las conexiones entre investigación cualitativa y teoría existente precisan, por parte de la primera, de hipótesis formales y pruebas adecuadas, así como de la capacidad para –a pesar de esas hipótesis formales y pruebas contundentes- mantener un diálogo constante con los defensores de las teorías preexistentes.

Para ir al inicio pinchar AQUÍ.

Para seguir esta hilo pinchar AQUÍ.

1 comentario:

  1. En realidad esta interesante el trabajo y la teoria publicada te felicito Osmar Oliveros, Vzla.

    ResponderEliminar