12 sept. 2010

INVESTIGACIÓN CUALITATIVA (VIII). Algo sobre análisis de datos cualitativos.

Es habitual identificar la Investigación Cualitativa con un tipo de datos difíciles de analizar tales como textos, documentos históricos o periódicos, conversaciones más o menos estructuradas, filmografía, etc., también con un enfoque específico en el análisis de fenómenos sociales y por inferencia en el análisis de datos sociales (por ejemplo la etnografía). Desde mi punto de vista (que se corresponde con el de la mayoría de científicos sociales) la Investigación Cualitativa comprende ambos aspectos, pero tanto uno como otro debe –según un consenso también generalizado- proporcionar un conocimiento a fondo de unos datos no codificados, estandarizados de acuerdo con unas convenciones que juzguen la validez de los datos o la credibilidad del análisis.
Uno de los desafíos en el análisis de datos para los investigadores cualitativos lo encontramos en la utilización de nuevas técnicas, diseñadas para manejar sutilmente cantidades enormes de datos, los
cuales, por otra parte, pueden parecer fútiles en sí mismos. Es habitual que los que trabajamos en este campo nos encontramos con cantidades enormes de material (horas de conversaciones o vídeo grabadas, cientos de documentos físicos o digitalizados, etc.) y necesitemos identificar momentos decisivos o puntos muy determinados en ellos. Sin embargo, la mayor parte de investigadores cualitativos no utilizan otras herramientas que no sean el tiempo y el esfuerzo.
Puesto que muchos trabajos se refieren a mecanismos específicos identificados en teorías, son numerosos los investigadores dedicados a procesos sociales que emplean -con mayor o menor acierto- su tiempo en trabajos de campo que implican la observación directa, el trabajo macrohistórico o la investigación histórica tallada, la combinación de diferentes tipos de pruebas y la atención especial a determinados acontecimientos en un determinado momento. El problema está en la dificultad de evaluar estos mecanismos.
Medición de la subjetividad: Un aspecto clave en la Investigación Cualitativa está en el nivel de subjetividad que el estudio presente, para ello deberíamos de responder a preguntas como:
-¿Cuál era el pensamiento y el planteamiento inicial? ¿Cuál era el nivel de conocimiento del investigador sobre el tema? ¿Existían ideas preconcebidas en él? E incluso y por qué no ¿Existían intenciones ocultas conscientes o inconscientes?
Los aspectos subjetivos de la Investigación Cualitativa son una preocupación en prácticamente todos los tipos investigación social y respecto de todos los investigadores y es cierto que podemos encontrar estudios ampliamente detallados en los que se aprecian desviaciones (vuelvo a repetir: conscientes o inconscientes) en algunos casos dirigidas, capaces de orientar los resultados en un determinado sentido, aspecto que suele ser detectado en dos partes inevitables de la Investigación Cualitativa, los necesariamente largos análisis descriptivos de las teorías existentes o el desarrollo de la teoría existente y la descripción analítica.
Una observación que vengo realizando a lo largo del tiempo es que aquellos estudios que pueden tener una intención partidaria, suelen olvidar una de las premisas ya citadas en algún post anterior, el estudio y análisis de múltiples aspectos que apoyen los argumentos, es decir las demostraciones múltiples, frente a la limitación de los estudios cuantitativos. El investigador cualitativo debe dar sentido a su propuesta ofreciendo una red de conexiones, un “amontonamiento” de pruebas, una multiplicidad de observaciones y ofrecer demostraciones múltiples de sus argumentos, de igual que sean observaciones de procesos causales que múltiples observaciones que muestren un determinado sistema de sentido.

A Ir al inicio pinchar AQUÍ.
Para seguir este hilo pinchar AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario