18 ene. 2011

LIDERAZGO (2)- Niveles de mando .

Convertirse en líder de su equipo y hacerlo de forma eficaz se parece mucho a jugar en bolsa. Contra la opinión de algunos novatos es enormemente difícil hacerse rico de golpe, es necesario trabajar a diario, poco a poco y con constancia, es así como crece la fortuna de aquellos que están preparados para ese trabajo, e igualmente es poco a poco y con constancia como crece el nivel de liderazgo de un manager.
Los líderes no nacen, se hacen a través de un proceso largo, complicado y en el que intervienen múltiples elementos. El respeto, la dignidad, la disciplina, las habilidades relacionales, la visión, la fuerza emocional, la oportunidad, la preparación y la experiencia son sólo alguno de los elementos intangibles que entran en juego cuando se trata de
ejercer el “mando” de una forma correcta.
Con el tiempo podemos aumentar nuestro potencial de mando si somos capaces de entender y aceptar los cinco niveles que normalmente se le atribuyen al mismo. Pasemos a describirlos someramente.
-Primer Nivel - Posición de Mando.
Se trata del nivel básico, en el la gente, su gente, le sigue porque tienen que hacerlo. La capacidad de conducir a los demás se asienta únicamente sobre su posición y no va más allá de su situación jerárquica, la autoridad l es concedida por la empresa. En definitiva, está basada exclusivamente en la posición, no en el talento.
Para ser un líder eficaz a este nivel se debe de conocer profundamente el trabajo, estar preparado para aceptar la responsabilidad, ejercer la autoridad con precaución, tasar las fuerzas, hacer algo más de lo que sus colaboradores esperan y desafiarles delegando en ellos asuntos interesantes y complejos.
Es importante darse cuenta que este nivel es la entrada para todos, no existe ningún líder que pueda saltárselo, es obligatorio pasar por él y lo que en esta fase suceda marcará el camino y la opinión que del posible futuro líder se tenga durante las demás etapas.
-Segundo Nivel –El Mando Respetado.
En este estadio el equipo le sigue porque quiere seguirle, porque ellos consideran que usted se preocupa por el grupo, le ven como un socio profesional compartiendo los mismos objetivos y los mismos desafíos a diario. El respeto mejora porque usted se relaciona de una forma profesional, seria sin dejar de ser cortes, porque se preocupa por “su gente”, porque trata de ver la vida con sus ojos. Una parte importante en este nivel es la capacidad para tratar y motivar a la gente “difícil”, si logra esto es casi imposible que no tenga éxito con los demás.
En definitiva, el "mando respetado" basa su éxito en unas relaciones profesionales adecuadas y éstas son imprescindibles para su victoria.
-Tercer Nivel –El Mando con Resultados.
La gente le sigue debido a lo que usted ha hecho por la empresa y por el equipo. Le admira por sus logros y respeta su tenacidad. En este punto ir a trabajar no es un problema, sino algo satisfactorio, el trabajo se ve como un desafío y una oportunidad para mantener la estabilidad del departamento y las tareas son parte de ese objetivo que está en la mente de sus colaboradores. Las cosas buenas suceden a nivel de resultados y ello produce beneficios para todos, la moral de los copartícipes bajo su mando es alta y los problemas se solucionan con facilidad.
Ser un líder eficaz a este nivel es estar preparado para iniciar y aceptar responsabilidades de crecimiento desarrollando objetivos y siendo capaz de prever todo aquello que pueda influir en su consecución. Es el momento de desarrollar la responsabilidad por resultados, que comienza con usted y termina con todos los que trabajan bajo su mando. Tome las decisiones difíciles necesarias defendiendo los cambios de forma que todos entiendan que son necesarios, explique el proceso y hacia dónde les lleva el mismo.
El “mando con resultados” se basa en la admiración que hacía el líder siente el resto del equipo.
- Cuarto Nivel –El Mando que Desarrolla a su Personal.
Las personas le siguen por lo que usted ha hecho por ellos. Es responsabilidad del líder desarrollar a su gente, buscando oportunidades de futuro para ellos que les permita crecer en la empresa. La gente es leal con usted porque ellos ven oportunidades de crecimiento personal realizando el trabajo solicitado. Entenderán que su crecimiento personal es el de ellos, el trabajo se hará con alegria, la gente estará motivada, será proactiva y buscará oportunidades para demostrar sus ganas de “hacer cosas”. Existirá un compromiso alto de conseguir el éxito a todos los niveles.
Para ser eficaz a este nivel se debe de dar prioridad a la gente en vías de desarrollo. Enfoque su atención al hecho de que la gente es su activo más valioso y su éxito -como mando- depende de su capacidad para rodearse de gente competente capaz de caminar junto a usted poniendo su corazón y su cerebro al servicio de los objetivos comunes.
El mando que “desarrolla a su personal” tiene como mayor ventaja la lealtad de sus colaboradores, tanto en el presente como en el futuro.
-QUINTO NIVEL – El Mando Mentor.
La gente le sigue porque le respeta y admira. No importa que usted haya dejado la compañía, aunque haya cambiado de aires sus antiguos colaboradores y compañeros le buscan, le llaman, le consultan porque su vida profesional se ve como un conjunto de logros, porque ha dejado una marca en la organización y en los empleados. Menos del 5% de todos los mandos llegan a este nivel de liderazgo, si usted es uno de ellos enhorabuena, con toda seguridad su vida profesional es plena, el trabajo para usted no es un suplicio y el respeto, el cariño y la admiración serán algo habitual no solamente  en lo relativo a su vida laboral.
En resumen, podemos tener mando sin ser líderes, pero ello aportará a nuestra vida tantos problemas que será imposible mantenerlos dentro del ámbito específico de lo profesional, trabajar serà un infierno, un continuo quebradero de cabeza. Por el contrario, si recordamos que el líder no nace, se hace, y luchamos día a día por prepararnos para ello, si nos esforzamos por subir la escalera que conduce al liderazgo real, nuestros colaboradores tendrán con nosotros el más alto compromiso. Plantearnos en qué nivel estamos, no solamente en cuanto a las relaciones con nuestro equipo, sino en las relaciones con otros departamentos de la empresa, con aquellos otros mandos que están en nuestro mismo nivel y con los que debemos de mantener una colaboración, etc., debe de ser algo prioritario. Solamente conociendo cuál es nuestro nivel actuaremos consecuentemente.  
Para ir al inicio pinchar AQUÍ
Seguir el hilo AQUÍ

3 comentarios:

  1. Muy interesantes algunos de los apartados de tu blog. Los revisaré con interes.
    Un saludo desde Renault España

    ResponderEliminar
  2. Interesante post y escalado de niveles.

    Algunos estudiosos de Liderazgo proponen un nuevo estilo, denominado "Líder Coach" muy enfocado en la interdependencia, liberado de buena parte del ego jerárquico, con gran capacidad de empatía, transformador, con elevada habilidad para el empowerment y la gestión de la diversidad.

    Además sería capaz de crear entornos de desarrollo para sus colaboradores y fomentar la innovación y la gestión del conocimiento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. "Líder Coach" ¿Se arpoxima al descrito en 4º y 5º nivel?
    Pablo ¿Tú crees que no está implicita en esos "niveles" la interdependencia? no afirmo, pregunto, sé de tu gran conocimiento en este tema, sin embargo creo que por defnición los integrantes de cualquier "equipo" son interdependientes. En lo relativo a "liberado de buena parte del ego jerárquico, con gran capacidad de empatía, transformador, con elevada habilidad para el empowerment y la gestión de la diversidad" estoy plenamente de acuerdo, pero tú, sin duda, lo expresas con mayor claridad.
    En definitiva, aceptados todos tus planteamientos, no obstante me queda una duda. ¿Con ello planteas que no se pasa -necesariamente- por esos "niveles"?
    Mi criterio es que el respeto, por ejemplo, no es algo que se entregue con el nombramiento, eso se "gana" y da acceso a posibilidades en la actuación, en la colaboración que antes no se tenian, de ahí la idea de que se esta en otro escalón diferente.
    Un abrazo y gracias por tus opiniones.

    ResponderEliminar