31 ene. 2011

30.000 Y UNO MÁS, LUCAS.

Los que sois mis amigos sabéis de mi afición al motociclismo, no sólo de la mía, también la de todos los que componen mi familia, a los que no les suena extraño celebrar mi cumpleaños en uno de los circuitos del Mundial de Motociclismo. En un post anterior hablaba de aquellos primeros tiempos en que Pingüinos, la mayor concentración motociclista invernal de Europa, nació como un premio de consolación para aquellos que soñaban con una reunión mítica de motoristas en Centroeuropa y no podían asistir a ella. Hoy en Pingüinos se reúnen a pesar del frío, la nieve, las carreteras heladas, o quizá por todo eso y algo más ,30.000 motoristas llegados de todo el mundo. Pues bien 30.000 … y uno más.
Hace ya tiempo que Lucas se vino al blog (pinchar aquí para ir al post), nada importante, por supuesto, lo importante es que Lucas haya venido a nuestras vidas, que ejerza con tanto empeño esa profesión suya de “Hacedor de gente feliz”. Este año, cuando el frío de Enero apretaba, ese torbellino calentaba motores para acudir con su Honda Repsol a la concentración. Su máquina no tiene tantos caballos como la Fazer 1000 (aquí a la derecha)  que conduce su padre, pero Lucas apunta maneras, algún día cogerá el relevo y negociar las curvas no tendrá  secretos para él. Habrá que darle su tiempo.

"Mi moto" de los míticos OBUS (pulsar sobre la flecha del "play")

4 comentarios:

  1. Con azafatas y todo. Parece que Lucas está en el Gran Premio de Japón. Pedro

    ResponderEliminar
  2. Bueno, vaya forma de crecer. Y tiene pinta de ser un crack. Desde Renault. Antonio

    ResponderEliminar
  3. Sí tiene pinta de espabilado el motero.

    ResponderEliminar
  4. Haciendo escuela. Manolo.Valladolid

    ResponderEliminar