16 jul. 2011

FACUNDO CABRAL. In Memorian

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra
es tan corto, que sufrir es
una pérdida de tiempo. 
 Facundo Cabral
Si se calla al cantor, calla la vida…, que lastima y que triste que media América Latina viva en un polvorín de violencia.
Facundo Cabral se dirigía hacia el aeropuerto internacional de La Aurora, en el sur de Ciudad de Guatemala tras ofrecer un concierto en Xela. Durante el trayecto dos furgonetas rodearon al coche de Cabral -que viajaba junto al empresario Henry Fariña- y comenzaron a disparar a discreción. Cabral falleció en el acto. Tenía 74 años. Las primeras hipótesis policiales apuntan a que el objetivo real de las balas de los sicarios era Fariña.
Cabral nació en La Plata en 1937, Analfabeto hasta los 14 años, pasó por diversos reformatorios y presidios durante una adolescencia marcada por la pobreza y la marginalidad. Su vocación musical surgió tras conocer a un vagabundo aficionado a la Biblia: "El 24 de febrero de 1954, un vagabundo me recitó el Sermón de la Montaña y descubrí que estaba naciendo. Corrí a escribir una canción de cuna, Vuele bajo, y empezó todo", explicó una vez.

Influido por elfolk argentino y por músicos como Atahualpa Yupanqui, Cabral compuso su mayor éxito, No soy de aquí ni soy de allá, en 1970. Una canción síntesis de
su estilo, una melodía folk desnuda sobre la que Cabral iba recitando versos entre la crítica social y la perplejidad existencial.
Se exilió durante los años de la dictadura militar, Volvió a Argentina en 1984.
Cabral se encontraba de gira por última vez cuando fue tiroteado en una calle guatemalteca. Una vida singular y una muerte inesperada, como su vida.
Facundo Cabral supo trascender la frontera del folklore argentino y llevarlo a un público más amplio. No era el típico cantautor, era un personaje singular que vivía como cantaba, como recitaba. Un rara avis por su coherencia. Una persona vivida y creíble, sin grandilocuencias pero con un mensaje verdadero, lo cual es un mérito en si mismo.
Gracias Facundo por hacerme entender lo de ” vuele bajo, porque abajo….esta la verdad

El día que yo me muera
no habrá que usar la balanza
pues pa velar a un cantor
con una milonga alcanza
Facundo Cabral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario