1 jul. 2011

INNOVACIÓN-CREATIVIDAD (3). Ambas factores clave para el éxito.

 El bajo costo de la tecnología ha puesto esta a disposición de todo el mundo, el mercado global es cada vez más competitivo y las economías de algunos países como India y china avanzan a pasos agigantados. Esa tecnología sustituye a las personas en la realización de trabajos rutinarios y ocupa, cada vez más, un lugar de mayor importancia en los procesos, incluso los más sofisticados. Europa tuvo en su momento una ventaja competitiva basada en el acceso prioritario a tecnologías avanzadas y en una fuerza laboral altamente capacitada, pero a medida que otros países alcanzan un determinado nivel, son muchos los analistas que realizan predicciones en el sentido de que la creatividad personal y la innovación serán los factores de mayor peso a la hora de establecer y mantener alguna ventaja.
El pensamiento lineal y el análisis basado en reglas, funciones situadas en el lado izquierdo del cerebro humano, seguirán siendo importantes, pero no
suficientes para tener éxito en la economía global. Daniel Pink -el más reconocido experto de la Sociedad Americana de Recursos Humanos- cree que -para tener éxito- las organizaciones deben poner mayor énfasis en las funciones del lado derecho del cerebro, aquellas que nos permiten poner las cosas en un determinado contexto o hacer una aproximación artística las mismas.
El reclutamiento y retención de trabajadores con “talento”, esa suma de aptitudes y actitudes, de conocimientos y energía positiva, ha sido la piedra angular de la gestión estratégica del capital humano. Sin embargo, en muchas ocasiones, ese personal no ha encontrado un entorno que facilitará su creatividad. Si consideramos que creatividad e innovación son factores críticos para el éxito de la organización, los profesionales de RR.HH. deben desarrollar estrategias que mejoren el ambiente creativo de los lugares de trabajo, tendrán que tener en cuenta una serie de factores, incluyendo las mejores maneras de identificar las tendencias creativas, la creatividad como un trabajo de equipo y no verla como un hecho individual, así como la motivación y capacitación de los empleados.
No es fácil, aprender a manejar y apoyar el pensamiento creativo e innovador, sin duda es más difícil que la gestión orientada a tareas o trabajos rutinarios. Sin embargo, aquellos que sean capaces de dar ese paso adelante, verán cuán gratificante es trabajar en un ambiente donde la creatividad se desarrolle, donde tengan una mayor participación los empleados. Sin estas premisas no estaríamos realizando una gestión eficaz del capital humano. La creatividad ha sido considerada tradicionalmente como el regalo de un pequeño número de personas con talento, algo que procede de la individualidad. El concepto de que los grupos y organizaciones pueden funcionar de manera creativa, refleja la creciente importancia de la creatividad como motor de la innovación y el éxito de las organizaciones. Los gestores de Recursos Humanos y los departamentos que ellos dirigen tienen una obligación fundamental, establecer un ambiente que comunique valores y genere prácticas de gestión capaces de respetar y apoyar las habilidades y el potencial creativo de cada individuo y generar las condiciones que  faciliten la creatividad del grupo.
¿Cuál es el problema? Entre otros, que aún existen directores de recursos humanos sin capacidades creativas e innovadoras o trabajando para el día a día sin una visión de futuro adecuada
.
Para ir al inicio de este hilo pinchar AQUÍ
Para seguir el hilo pincha AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario