2 jun. 2010

ENTREVISTA DE SELECCIÓN (V). Respuestas sencillas a preguntas difíciles 2


En el post anterior inicié la exposición de las cincuenta preguntas más habituales en la entrevista de selección, así como las posible respuestas y trampas que en ellas se encierran. Allí expusimos 25 y aquí encontrarás las 25 siguientes también con consejos sobre cómo responderlas para evitar tropezar en aquellas en que existe esa posibilidad. Espero que ambos post te sean de utilidad.

. ¿En qué caso se negaría usted a trabajar?
De nuevo… cuidado. No hables de cuestiones personales, simplemente apunta a una
infracción grave de la ley o en el caso de que se ejerciera violencia contra tu persona.
• ¿Qué es más importante para usted, el dinero o el trabajo?
La mejor respuesta es decir que el dinero es importante, pero que el trabajo lo es más. También se trata de una pregunta de comprobación para valorar alguna respuesta anterior.
• ¿Cúal diría su anterior jefe que es su punto fuerte?
Sin alardear cita a un par de ellos entre la lealtad, la energía, la actitud positiva, trabajador de equipo, liderazgo, iniciativa, creatividad, solucionador de problemas. Recuerda que tiene que avenirse con lo contestado en alguna pregunta anterior.
• Hábleme de un problema que tuvo con su jefe.
De nuevo cuidado, te están tendiendo una trampa. Si hablas mal de tu anterior jefe no vas por buen camino. Simplemente contesta que no tienes un recuerdo negativo, ni posiblemente nada que achacar a tus anteriores jefes. El positivismo es una característica beneficiosa en cualquier entrevista.
• ¿Y alguna decepción en el trabajo?
Aquí -si es posible- plantear algo que refuerce tus actitudes. Puedes esbozar algo como que no había suficientes retos a vencer, el ser despedido en una reducción brutal que se hizo, o no alcanzar un puesto que te habría dado más responsabilidad. Pero recuerda, para esta última parte que tu ambición debe de ir por el camino de la responsabilidad.
· ¿Tiene usted capacidad para trabajar bajo presión? 
No afirmes que sí rotundamente, es mejor decir que “seguramente sí, bajo determinadas formas de presión”. Sería bueno que tuvieras un ejemplo preparado.
· ¿Estaría dispuesto a valorar el cambiar de este trabajo a otro? 
“En principio, probablemente no”. No introduzcas la sospecha de que estás buscando otro trabajo, de que este es el “mal menor”.
· ¿Qué es lo que le motiva para hacer mejor su trabajo? 
Busca dentro de ti y contesta con relación a la respuesta que encuentres. Los desafíos, el reconocimiento, los logros, alcanzar los objetivos.
· ¿Estaría usted dispuesto a trabajar horas extras, noches, a fines de semana? 
Tú mismo, pero quizá una respuesta podría estar en afirmar que sólo si fuera estrictamente necesario, o bien que en ocasiones, pero no de forma habitual.
· ¿Cómo mide su éxito en el trabajo? Se puede responder de varias formas, entre ellas que fijándote metas altas y cumpliendo con ellas. Que tus resultados han sido alabados por tus jefes anteriores, etcétera.
· ¿Está dispuesto a trasladarse si fuera necesario? 
 Para saber qué contestar lo ideal sería que este punto lo hubieras tratado con tu familia antes de la entrevista. No puedes decir sí, obtener el trabajo y a continuación decir que no.
· Descríbame su estilo de gestión
Olvida las etiquetas y los estereotipos tales como “integrador”, “agresivo”, “proactivo”, etc., es preferible algo similar a “creo que las diferentes situaciones posibles precisan de diferentes estilos de gestión y que una forma de gestión monolítica puede crear problemas”.
· ¿Está dispuesto a poner los intereses de la organización por delante de los suyos? 
 Solamente están preguntando por la lealtad, olvídate del resto y responde con un “sí”, a secas.
· ¿Qué ha aprendido de los errores cometidos en su trabajo? 
Si quieres ser creíble no puedes decir que no cometes errores, lleva preparado un error pequeño y muy someramente expón la lección positiva que de él sacaste.
· ¿Qué cree desconocer de sí mismo? 
Si lo sabes ya no es desconocido para ti. Algunos entrevistados tienden a responder con aspectos personales, ni se te ocurra. Que no te cojan vivo, su trabajo es descubrir eso por sí mismos. Que lo hagan ellos.
· ¿Si fuera usted el que tuviera que contratar a una persona para este trabajo, se contrataría a sí mismo? Aunque puede parecer una pregunta “cerrada” a la que responder con un “sí” o un “no”, lo cierto es que te están poniendo en bandeja el mencionar los rasgos que el trabajo ofrecido precisa y tú tienes.
· ¿Crée usted que tiene un exceso de conocimientos para el puesto que ofrecemos? Es preferible ser un poco ladino, la respuesta debe ser “Creo estar perfectamente cualificado para este puesto”.
· ¿Cómo piensa compensar su falta de experiencia? 
 Si crees tener experiencia suficiente para el puesto y que no ha sido considerada, o que la desconoce el entrevistador, exponla. Si realmente no tienes experiencia puedes simplemente decir que preparándote tan duro y rápidamente como sea necesario.
· ¿Qué cualidades busca en un jefe? 
 Tienes que ser generalista y positivo. Algo así como “Preferiría que tuviera un alto conocimiento del trabajo, sentido del humor, lealtad con sus subordinados y una gran preparación técnica". Juegas con ventaja, puesto que casi todos los jefes creen tener este tipo de cualidades.
· ¿En algún momento ayudó a resolver una disputa entre sus compañeros? Expón un incidente específico, pero sin entrar en él, céntrate en la técnica utilizada para resolverlo, no en el problema.
· ¿En qué posición se encuentra más cómodo dentro del equipo cuando se integra en un proyecto? 
Debes de ser honesto, posiblemente ellos ya tengan una idea de ti y notarían una respuesta no congruente. No tienes por qué limitarte a una posición, puedes ser un tipo capa de adoptar diferentes papeles. Esta última es una buena opción.
· Descríbanos su ética de trabajo. 
Debes hacer hincapié en la búsqueda de beneficios para la organización. Algo que no te compromete es citar la determinación de terminar el trabajo en fecha y forma sin importar que éste sea duro, añadiendo la búsqueda del disfrute en lo bien hecho.
· ¿Su mayor decepción profesional? 
Nunca cites algo que estaba bajo tu control y al hacerlo no muestres sentimientos negativos, sino aceptación.
· ¿Qué momentos divertidos ha vivido en el trabajo?  
Lo ideal es que hables de lo bien que lo pasaste realizando algo para tu antigua empresa.
· ¿Tiene alguna pregunta para mí?  
Debes de llevar alguna pregunta preparada. Las mejores son aquellas que se refieren a tu posible actividad en la empresa. "¿Cuánto tiempo cree usted que precisaría para ser plenamente productivo en este puesto?” o bien “¿Qué tipo de proyectos se me asignarían?”. Preguntas de este tipo serán bien valoradas.
                                               Ir al inicio del hilo AQUÍ 
                                                                    Seguir este tema AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario